Soy un Cyborg, de Park Chan Wook (2007)

Anoche volví a ver, esta vez en el cine, Soy un Cyborg, la última producción del coreano Park Chan Wook. La había visto en una versión que circula hace algo más de un año por internet y no me dijo demasiado, pero esta vez, en la pantalla grande, me ha causado bastante mejor impresión. Tal vez porque es una película tremendamente surrealista y mi primer visionado no debió producirse en un buen momento anímico; o tal vez porque resulta inevitable comparar unos films con otros cuando ya has visto alguna película del director (Old Boy, Sympathy for Mr. Vengueance, etc), y he de decir que Soy un Cyborg no se parece en nada, al menos argumentalmente, a sus films anteriores y, claro, sin saber, al espectador le puede pillar desprevenido semejante derroche imaginativo cuando espera encontrar una buena dosis de violencia coreana que contagie adrenalina.
La película cuenta la historia de Young-goon, una joven residente de un hospital psiquiátrico que afirma ser un cyborg (especie de robot con misiones de arma nuclear de combate). La chica es ingresada porque se autolesiona (cree que sus venas son en realidad cables de comunicación que ella misma puede conectar) y se niega a comer por temor a estropear sus mecanismos internos, alimentándose sólo de pilas y baterías, con el consiguiente peligro para su integridad física. En el hospital, la protagonista interactúa con el resto de personajes, a cual más insólito: su compañero de viaje, un joven cleptómano convencido que posee el poder de robar las habilidades de otras personas, un hombre que camina al revés, una mujer bulímica preocupada continuamente por su apariencia u otro que vive con una banda elástica imaginaria alrededor de su cuerpo. En definitiva, una “colección” de personajes cada uno con sus debilidades, todos ellos peculiares pero que se atan a un guión que los presenta de modo natural, aunque con la suficiente distancia para no hacerse del todo cercanos.
A pesar de ello, la película no resulta ser un drama, sino más bien una comedia hilarante y fantástica,  un cuento de hadas que transmite constantemente la sensación de irrealidad, de mundo místico pero a la vez visualmente impactante que habla del amor, de la amistad y de la locura.

Park Chan Wook deja de lado esta vez los rasgos más violentos y trágicos de sus anteriores trabajos para ofrecer una comedia imaginativa, surrealista y mucho más amable. Algo así como poner en una coctelera “Alguien voló sobre el nido del cuco”, “Amelie” y el cuento de Alicia en el país de las maravillas. Sólo que el hospital psiquiátrico no es lúgubre y desolador sino un espacio abierto, ajardinado, con grandes habitaciones y vistas espléndidas donde los personajes cohabitan con total libertad, moviéndose como si de un patio de guardería se tratase y ellos fuesen niños que, con sus fantasías más pueriles, pueden ser un androide, un ladrón o un hombre invisible.

Aunque detrás del tono amable, de comedia preciosista y de sus encantadores colores pastel se esconda el cruel relato de la personal locura de cada uno y de la impotencia en la que se encuentran sumidos, reclusos de una sociedad hipócrita para la que ellos poseen el arma tal vez más peligrosa. Ni que decir tiene que técnicamente está a la altura de lo que el director acostumbra: una deslumbrante fotografía, impresionante montaje, buena actuación de los dos protagonistas y unos personajes secundarios cuidados en los detalles, bien dibujados y realmente únicos. A pesar de que no cuenta una historia demasiado original sí lo hace de modo divertido y muy bien llevado, por momentos paranoico, pero siempre sorprendente y capaz de satisfacer y entretener tanto a los que ya conozcan algún trabajo del director como a los que se atrevan con él por primera vez. Porque si bien dista bastante de ser una obra maestra o lo mejor del director, si es una pequeña joya cinematográfica a la que merece la pena echar un vistazo. Dicen por ahí que la próxima del coreano es sobre vampiros… a ver qué nos depara!
Anuncios

8 thoughts on “Soy un Cyborg, de Park Chan Wook (2007)

  1. Ansío mucho verla, pero aun no ha llegado aca a Argentina. He visto todos sus peliculas, incluyendo su opera prima y me han gustado mucho, sobre todo Old Boy. Un abrazo.

    Ariel.

    Me gusta

  2. Preciosa historia, cierto que un tanto fría, pero deslumbrante. Cuando fui al pase no me podía creer la imaginación que derrocha este Chan-wook. Ya me quedé petrificado cuando vi OLDBOY, pero con esta descubrí que aún puede contarse él amor de las formas más sorprendentes.

    Por cierto, hablando de cinematografías orientales, el otro día vi NATURALEZA MUERTA, y siento decirte que no me fascinó como supuse…me pareció excesivamente contemplativa, casi casi desviada hacia el documental. Espero descubrir pronto THE WORLD, ya te contaré.

    Saludos!!!!

    Me gusta

  3. Me gustó muchísimo cuando la vi, es realmente original, aunque al principio parece desubicarnos un poco, el personaje del protagonista sobresaliente, desprende muchísima ternura, y que decir de ella.

    Saludos…

    Me gusta

  4. Muy bonita película, si señor.
    Una de esas de la que sales con una sonrisa en los labios, no es una obra maestra (por desgracia cada vez abundan menos), pero tampoco es una obra menor, por supuesto, ya que Park Chang Wook, nos demuestrs que es un director, pero que con mucho talento. Besos, Babel.

    Me gusta

  5. Esta es una película que tengo pendiente por ver.
    Ya tenía referencias que se trataba de un giro en 180 grados en la temática argumental de Park Chan Wook, cuestión que gatillaba mi interés de sobremanera.
    Creo que el cine de un director que se atreve de esa forma, y se arriesga con nuevos desafíos, merece la pena ser visto.
    Saludos,

    Me gusta

  6. Saludos.

    Estoy de acuerdo contigo, y también me gustó más la segunda vez, cuando la vi en el cine… me encantó.
    Y como tu dices, aunque es sin duda más amable que anteriores trabajos del director, no deja de ser un amargo drama sobre la experiencia individual de cada personaje ante su trastorno, suavizado por el humor, el despliegue visual, etc, pero oscurito de todos modos.

    Me gusta

  7. Saludos a todos y gracias a todos por vuestros comentarios.

    Tomás, a veces sucede que cuando te hablan muy bien de una película esperas más de lo que ofrece. Espero que te guste The World; esta sí tiene una trama y es menos semidocumental, aunque a mí Naturaleza muerta también me parece una excelente película. Diferente, eso sí, al cine occidental. Un saludo.

    Me gusta

  8. La trilogia de la venganza de Park Chan Wook me gustó bastante, y la forma como describes esta cinta del director resulta ser bastante interesante. Disipaste las dudas que tenia sobre esta peli.

    Muchos saludos.

    Me gusta

Aquí puedes dejar tus comentarios y aportaciones... Siempre serán bienvenidos nuevos puntos de vista.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s