Déjame entrar, de Tomas Alfredson (2008)

tomas-alfredson-cartelTomas Alfredson es un conocido director de series de televisión en Suecia que se adentra, en este su tercer largometraje, en el mundo del drama de terror vampírico. La base es una adaptación del best-seller homónimo de su compatriota John Ajvide Lindqvist, quien es responsable, además, del guión de la cinta. No he leído el libro, pero la película es seguramente de lo mejor y más fiel que he visto al género, salvando determinadas obras maestras clásicas, claro está. Ocurre que corre el riesgo de ser malinterpretada a priori, por una pura cuestión de la edad y situación de los protagonistas: él (Kåre Hedebrant), un inocente, algo sádico e introvertido adolescente de 12 años que sufre del acoso o bullying escolar; ella (enorme, Lina Leandersson), la niña-vampiro que hace mucho cumplió los 12 años, quien envuelta en su halo de cruel ternura hará de agente redentor de su decadencia. Olvídense de Crepúsculo, desenfreno gore y demás lugares comunes del cine de terror más o menos acertado que nada tienen que ver con este trabajo. Porque, para empezar, se trata de una simple y magistral lección de cine, donde nada es gratuito y nada sobra, en el que cada movimiento de cámara, cada imagen, cada encuadre son extremadamente precisos, están al servicio de la narración y son, muchos de ellos, auténtico arte. El pulso de la película es lento cuando debe serlo y violento en las escenas que requieren esa necesidad. No es fácil sorprender hoy con una película de vampiros, y Tomas Alfredson viene a demostrar que, en este género, no sólo no está todo dicho sino que él tiene mucho para enseñar.

El guión sitúa a los personajes en Suecia, en la década de los 80 (hay algunas alusiones políticas, obligadas y suficientemente acertadas, que se intercalan en la trama), en el extrarradio de una ciudad cualquiera, y rescata disciplinadamente todos los ingredientes dramáticos y románticos del género, quizá demasiado dejados de lado por el cine de terror al uso en las últimas décadas: colmillos en el cuello, rigurosos modales (permiso para entrar por la puerta), vuelo o fatalidad de la luz solar (sólo se le escapa el reflejo en el espejo). Y como toda historia de vampiros (lean sino Drácula, de Bram Stoker) es también un historia de amor imposible: un romance entre humanos, uno de ellos con esa extraña enfermedad que le hace esclavo de la sangre, y el otro víctima de la sociedad, más la necesidad de amar, ser amado y aceptado común a todos, aunque en este caso se inviertan los roles y adopte ella el papel sanguinario quedando para él la transgresión de lo establecido.

La excelencia de la película reside en que, a pesar de tratarse de un drama fantástico y, por tanto, no ha de exigírsele credibilidad alguna, el autor articula la intriga sobre unos espacios y registros formales que se manipulan de tal modo que preñan la narración de un trasfondo eminentemente realista. La carga dramática, romántica (como mandan los cánones), y el tratamiento de cada plano nos hacen sentir, en cada frame, la angustia nauseabunda de ambos protagonistas, a través de sus miradas, de sus gestos, de su dificultad para expresar sus sentimientos, del placer por el sufrimiento (para ella una necesidad; para él, simple deseo de venganza) o la ternura de los primeros encuentros sexuales. Los personajes se comunican casi sin diálogos, los justos para el desarrollo y comprensión de la película. Soberbia y elegante dirección, donde el recurso principal es siempre la imagen y también el sonido, tratados con la determinación de quien sabe perfectamente qué quiere expresar y cómo hacerlo. A ello se suma la fotografía, estilosa, aterradora, poética, envolvente, con sus embriagadores paisajes nevados salpicados, ocasionalmente, de sangre. Algunas escenas se acercan, por necesidad, al gore, pero están lo suficientemente espaciadas y dosificadas en los momentos clave para mantener al espectador pegado a la butaca y que a la vez queden en la memoria de la película como exige el rigor en el género. Y las interpretaciones: qué decir de ellas, simplemente memorables, de esas que saben transmitir tanta fuerza como emoción contenida, sin necesidad de recurrir a los exagerados, reiterativos y a veces ñoños efectos de los que hace habitualmente uso el cine de Hollywood para este tipo de films.

Próxima a estrenarse en España, la película se presentó el año pasado con éxito en Sundance y obtuvo el premio al mejor largometraje en el Festival de Tribeca, Mélies de oro en Sitges y premio del público en la Semana de Cine Fantástico y de Terror de Donostia. Hablando de Hollywood, asoman malos augurios, porque parece que ya le han echado el ojo y andan en la preparación del remake made in USA, del que seguramente se encargue Matt Reeves. La intención es tenerla lista para comienzos de 2010, y provisionalmente parece que se llamará “Shooting Soon”. Esperemos que el trabajo no sea tan “Monstruoso” como el título de su lamentable último film…

Anuncios

15 thoughts on “Déjame entrar, de Tomas Alfredson (2008)

  1. Haces bien en advertir de que olvidemos producciones afines: últimamente las pantallas (caja tonta incluida) destilan hemoglobina hasta el hartazgo: la chavalada ha pasado de la varita de Potter y ha empezado a taladrarse la yugular.
    Tomo nota de la recomendación (lección de cine, auténtico arte: vaya). Y sí, como esta historia la coja el del “Monstruoso” se va a quedar en “Crepúsculo… sueco”.
    Saludos.

    Me gusta

  2. La peli está bien. Notable. Yo creo que fue de lo mejorcito que vi en la Muestra de SCI FI de Madrid, pero me esperaba la joya del siglo y no creo que lo sea…

    Se está creando un halo de maravilla sobre el filme y no estando mal no creo que sea para tanto. Más cerca de su estreno haré un análisis más extenso.

    Saludos, Babel!

    Me gusta

  3. La película destaca mucho más de lo que pueda entregar mediáticamente “Twilight”, que ya tenía el típico problema de géneros de todos los estrenos actuales. “Crepúsculo” se enmarca en el romance, y se alimenta de ciertos códigos de suspenso/thriller. Fuera de que tiene problemas de montaje y guión -cosa que no me sorprende al ser la adaptación de una novela, siendo ya toda una norma en este tipo de producciones- para mi resultó obvia y a ratos sinsentido.

    Pero no quiero hablar de “Twilight” sino del film que haces mención. Me agradó el tratamiento de color y tempratura así como el estupendo trabajo del equipo de iluminadores. Filmar en condiciones de penunbra suele ser un dolor de cabeza para este tipo de técnicos, por lo que el trabajo en ese sentido fue impecable.
    Otra cosa que me agradó fue la intepretación de los jovenes actores. Los personajes no eran fáciles de hacer, sin embargo ha quedado plasmada de buena forma la complejidad en la contrucción, actuaciones que incluso a profesionales con más experiencia les cuesta lograr.

    Según mi criterio la película está muy bien, sin ser un fan de este subgénero de horror/thriller, creo que funciona en todos los sentidos y concuerdo con muchos de los puntos que haces mención.
    Y finalmente, al parecer “Twilight” privilegia más numeros que cine, cosa que ya no es novedad como generalidad, ya que además son producciones que les va muy bien en las salas de cine. Por lo tanto no tiene punto de comparación. Olvidémosla rápidamente.

    Saludos

    Me gusta

  4. Por mi parte, la considero una película magistral, tanto a nivel técnico como interpretativo (sobretodo teniendo en cuenta que gran parte del peso del film, cae en una pareja de jovenzuelos sin experiencia previa (por lo menos que yo sepa).

    Puede que no sea una obra maestra, tampoco entiendo tanto de cine como para hacer semejante afirmación, pero desde luego, está mucho más cerca de serlo que la mayoría de películas de similar temática que he visto ultimamente.

    Saludotes

    Me gusta

  5. Licantropunk, es que si se lee en la sinopsis “vampiros adolescentes” e “historia de amor imposible” echa para atrás, de entrada. Más si el director es desconocido…

    Alberto, lo escrito puede ser por el entusiasmo reciente del primer visionado. Pero me gustó mucho. Repetiré cuando la estrenen; a lo mejor ahí le saco defectos… Y quedo pendiente de ese post que anuncias (tu opinión siempre es buen referente)

    Maedhroz, gracias por tu aportación. Sobre la iluminación, leo que se hizo con luz natural, sin efectos, lo cual es un valor añadido a la película. De todos modos, no era mi intención compararla con Crepúsculo, ni manifestarme peyorativamente contra el cine gore, que por cierto me ha dado muchas horas de disfrute; eso sí, un tanto más gamberro, je, je… Se trata sólo de advertir que nada tienen que ver.

    Korvec, yo tampoco me atrevería con lo de “obra maestra”, pero sí tiene algunas secuencias magistrales y, en conjunto, coincido contigo en que se trata de un film de gran calidad.

    Saludos a todos 😉

    Me gusta

  6. Claro, mi comentario iba en la misma linea. Comparé de inmediato este film con “Twilight” porque será la referencia automática de quien no vea tantas películas, y quizá se tome la molestia de ver ésta esperando quizá ver un “Crespúsculo” sueco, cosa que hemos visto está lejos de la realidad.

    ¿Luz natural? pues increíble trabajo. Bueno,tambien ayudan mucho las cámaras de última generación, no estoy seguro pero debiera haber sido grabada en HD. Con eso ya la ganancia lumínica es sobre el 200% de una cámara tradicional. En fin, la peli anda bien, sin ser una obra maestra, muy es recomendable.

    ¡Saludos!

    Me gusta

  7. Mucho me ha tocado leer sobre esta cinta, lo que ha alimentado mi curiosidad por verla. Lamentablemente, dudo que llegue a las salas de cine de Chile. Habrá que esperar una edición en dvd o que se puedan bajar los subtítulos de internet.

    Saludos!

    Me gusta

  8. Veo que te entusiasmó mucho, y me alegra. De acuerdo en que el gore está perfectamente dosificado, cada escena sanguinolienta sobresale como ninguna.

    Un abrazo.

    Me gusta

  9. Fantomas, ya existe edición en DVD, tanto en versión original como en inglés. En español no, de hecho todavía está por estrenar en España. Pero subtítulos en español en la red, haberlos los hay. Mira en opensubtitles (por ejemplo). Y que la disfrutes…

    Saludos a todos 😉

    Me gusta

  10. Me encantó esta película. Es de lo mejor que he visto en el último tiempo, y no me refiero solo a cine fantástico o de terror. Gran film y recomendable al 100%.
    Saludos,

    Me gusta

  11. Maravillosa película. Me pareció tan emotiva y dura, por momentos, como inteligente; disitnta a lo usual en el tema de vampirismo y/o adolescentes.

    Saludos

    Me gusta

  12. Terrorifica y tierna.
    No tenia ni idea de que hiba, llegue en el último minuto, creia que era una peli sueca-costumbrista.
    Para los que crecimos con “El pequeño vampiro” de Christine Nöstlinger, esta es una revisión deliciosa del género
    Muy de agradecer la ausencia de colmillos y de explicaciones fantasmagóricas.

    Me gusta

  13. La piba, saludos!. Bar entre dos cines, guau! Pena que me queda a más de 300 kilómetros. Suerte con ello 😉

    A todos, un saludo y gracias por vuestos comentarios.

    Me gusta

  14. Todas las criticas que lei de esta peli son buenas!!!!!!!!!! Hay que verla!!!!!!!!!! SI!!!!!!!!! parece una buena forma de hablar de vampiros.
    SALUDOS!!!!!!!!!!!

    Me gusta

Aquí puedes dejar tus comentarios y aportaciones... Siempre serán bienvenidos nuevos puntos de vista.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s