Osvaldo Cavandoli: La línea


La línea es una serie de dibujos animados, en capítulos de 2 a 3 minutos de duración, creada en la década de los 70 por el italiano Osvaldo Cavandoli. Aunque, en realidad, Cavandoli no comenzó como animador, sino trabajando en el diseño de automóviles allá por el 36 en Alfa Romeo. En un primer momento, el personaje de La línea fue concebido como parte de una campaña publicitaria para el empresario Massimo Lagostina pero, debido al éxito obtenido, acabó convirtiéndose en una popular serie de televisión que siguió produciéndose hasta 1988, y su autor en todo un icono del grafismo italiano.

La idea de La línea es muy simple: un hombre camina sobre una línea blanca que sirve para dibujar al propio hombre. El dibujante va a ir ofreciendo a nuestro personaje una suerte de obstáculos para que interactúe con ellos. De fondo, planos lisos van cambiando de color para expresar con mayor claridad el estado de ánimo del protagonista, aunque al principio no se utilizaba este recurso, pues el dibujo era sólo en blanco y negro. Y no hay mucho más; sin embargo, encandiló al público italiano durante unos cuantos años. La imaginación del autor, unida a la sencillez del diseño y a la calidad de este trabajo, hace reflexionar sobre si realmente son necesarios grandes y costosos presupuestos o complejos diseños para que una animación sea realmente buena o, sin ser estos factores excluyentes son, en cambio, otros aspectos los determinantes.

Os dejo dos vídeos, uno de 1976 y otro más moderno. La evolución en el tiempo es evidente, aunque conserva (en esencia) la idea original sin demasiadas modificaciones en lo principal.