Tod Browning: La parada de los monstruos (Freaks, 1932)

“El amor a la belleza es un sentimiento que se remonta a los inicios de la civilización. La repulsa hacia lo anormal, hacia los deformados y mutilados, procede de nuestros antepasados. Pero la mayoría de monstruos piensan y se emocionan normalmente. Viven una existencia poco natural, por lo que tienen entre ellos un código de ética para protegerse de la gente normal. Se aferran rígidamente a esas reglas. Herir a uno es herirlos a todos; la alegría de uno es la alegría de todos. Ahora la ciencia puede eliminar estos errores de la naturaleza. Avergonzados por las injusticias cometidas contra estas personas, sin poder alguno para controlar su destino, ofrecemos una sobrecogedora historia sobre la anormalidad y los no deseados.” (Tod Browning, sobre “Freaks”, 1932)

Tod Browning nació en kentucky en 1880. Muy poco se conoce sobre su vida, pero lo que es seguro es que una temprana afición al mundo del espectáculo influyó enormemente en su carrera cinematográfica. Gran parte de su juventud (huyó de su casa con sólo 16 años) la pasó viajando con grupos de zíngaros que vivían en campamentos ambulantes y que se sustentaban organizando carnavales y números de circo y feria, tema recurrente en numerosas de sus películas. Una de las compañías con las que más tiempo pasó (no era habitual en él los largos períodos en el mismo sitio o con las mismas personas) estaba formada por cómicos, bailarinas y fenómenos humanos (de ahí la palabra “freaks“) con variadas deformaciones físicas que atraían al público de la época. Algunas de sus más recordadas películas, como The Show (El palacio de las maravillas, 1926), The Unknown (Garras humanas, 1927), Freaks (La parada de los monstruos, 1932), o su último film, Miracles for Sale (Milagros en venta, 1939) están evidentemente basadas en esta experiencia.

Fue, además, un escritor bastante prolífico. A lo largo de su carrera produjo 62 películas, de las cuales, al menos, escribe y adapta diecisiete de ellas. Algunos estudiosos del director le consideran el Edgar Allan Poe del cine, tanto por la temática de sus historias como por esa inclinación particular a mostrar seres marginados generalmente sometidos a terribles deformaciones. Tanto si sus argumentos giraban en torno al mundo de los vampiros y el terror (Drácula, La casa del terror), como sobre los personajes más grotescos (el caso de Freaks o The Mystic), la narrativa de Browning muestra siempre predilección frente a historias en las que el tema predilecto es la marginación, la venganza, todas muy pasionales y casi siempre acompañadas de un fuerte elemento sexual. Atracciones de feria, masoquismo, frustración sexual, amputaciones, marginación, conflicto, depravación… son elementos recurrentes de casi toda su filmografía. Pero Browning es un hombre culto y con un amplio bagaje de conocimiento sobre la literatura gótica inglesa, hecho que se verá siempre reflejado en sus películas en esa mezcla entre el horror y lo cómico, lo cruel y lo irónico, lo grotesco y lo trágico, el espectáculo como ilusión y la realidad como puesta en escena de las apariencias.

Destaca también en su filmografía la particular técnica de mantener constantemente la cámara quieta haciendo que los actores se muevan delante de ella, con especial protagonismo de los decorados y la iluminación, hecho que hace que sus films adopten la sensación de obra teatral filmada. No en vano aprendió su oficio en el teatro ambulante; pero aún pasados los años y puestas en marcha nuevas técnicas estilísticas en el cine sonoro, Browning se niega a adoptarlas en sus producciones, por lo que no logra especial fluidez estilística o estilo visual que le caracterice, y será el contenido de sus historias y su temática recurrente, así como las innumerables y perturbadoras imágenes las que, desafiando el paso del tiempo, dan una personalidad propia a sus películas y han influido enormemente en muchas producciones de cineastas posteriores.

“Freaks” es un film que hasta hace pocos días no había tenido la oportunidad de ver. Agradecer a Rodrigo, desde México, quien publicó una estupenda reseña en su blog  Coloreando la oscuridad (que desde aquí os animo a visitar, pues se trata de un blog de música más que interesante) y me facilitó el enlace de la película, gracias a lo cual he podido visionarla. Transcribo su comentario sobre el film y el argumento, así como algunas curiosidades interesantes de esta obra maestra que, a pesar de tener 75 años, es hoy todavía una de las obras más transgresoras de la historia del cine:

Ni siquiera nuestros padres habían nacido cuando el director Tod Browning realizó ésta película en 1932, a sugerencia de los estudios de la Metro, la cual quería un trabajo que superara el éxito previo de Browning con Drácula. La Metro quería algo verdaderamente terrorífico y eso fue justamente lo que recibió con la película Freaks.

La película que en su tiempo causó sensación tuvo mucha oposición por parte de los directivos de la Metro. Según ellos, nunca se había filmado algo tan horrible. Tod Browning amplió el número de intérpretes que desfilarían en la pantalla hasta que se convierten en los verdaderos protagonistas, simplemente mostrando en escenas cotidianas su forma de vivir. Durante muchos años esta película estuvo prohibida en el Reino Unido, y las reposiciones desde que al poco de estrenarse se pudieron ver fueron muy escasas incluso en Estados Unidos. Pero si EU y Reino Unido la prohibieron, Europa amó el filme.

Hoy es un clásico de culto, pero en su tiempo, Freaks fue considerada demasiado horripilante y el público obligó a que fuera retirada de las pantallas. La película fue interpretada por personas con deformidades reales. No se utilizaron efectos especiales de maquillaje, excepto en una breve escena al final de la película. Esta versión cinematográfica que está basada en el cuento Espuelas, toma de su argumento original tan solo la relación entre Hans (el enanito) y la bella pero malvada trapecista Cleopatra, centrándose más en el ambiente que rodea a los personajes principales. La historia de la caída y venganza del enano burlado está mezclada por la vida de sus compañeros de circo hasta convertirse en el verdadero argumento de la película mostrando su vida interior y sus relaciones con los demás.

Es destacable la figura de grupo que intenta reflejar el director en las relaciones internas de los “fenómenos de circo”, que forma el verdadero trasfondo de la película: al principio explican que tienen un código que consiste en que el dañar a uno se dañará a todos los demás. En la escena de la boda los “Freaks” aceptan a la trapecista en su círculo interno: se convierte en “uno de los nuestros”.

Cuando se dan cuenta del engaño hacia su compañero Hans, su venganza hará literal ese título. Y esta parte es la única justificación de la calificación de esta película como perteneciente al género de terror. Cleopatra quedará convertida en una especie de “mujer-gallina”.

Muchos de los Freaks que participaron en el filme, terminaron odiando la película. Incluso en los estudios había incomodidad por la presencia de los mismos. Es notable la gran belleza de las hermanas siamesas (unidas por la cadera), así como impresionante lo es el hombre oruga y esa escena donde enciende el cigarro usando solo la boca ya que no tiene ni manos ni pies, o el mitad-hombre. Esta película demuestra que los estúpidos prejuicios salen contraproducentes, ya que los que aparentan ser “normales” son los verdaderamente “monstruosos” por dentro.

Ninguna de las divas de Hollywood de aquellos tiempos quiso participar en el filme teniendo por compañeros a singulares personajes, por lo que Browning tuvo que contratar a la actriz rusa Olga Baclanova.

Informaros, también, que con este post se abre una nueva sección en el blog, a la que se acceder desde las pestañas superiores pinchando donde dice on-line, en la que podréis ver algunas películas (siempre que sea posible, completas) y que inauguro con este film. Espero la disfrutéis y aportéis, si es de vuestro agrado, las sugerencias sobre otros films que estén en la red y que consideréis interesantes en cuanto a su difusión.

Anuncios

17 thoughts on “Tod Browning: La parada de los monstruos (Freaks, 1932)

  1. Muy buena película. Yo la vi hace tiempo en V.O. y la pude seguir (además es corta).

    Muchas felicidades por la sección ON LINE que inauguras y ojalá podamos disfrutar de muchos más filmes de culto como éste.

    Saludos!

    Me gusta

  2. Alucinante filme que recuerdo haber visto con la boca abierta una alucinante madrugada de juventud que nunca olvidaré.

    Enhorabuena por la nueva sala que has abierto… Seguro que la visito…

    Nos leemos!!!!!

    Me gusta

  3. Yo de Browning sí sabía, y tengo alguna, entre ellas “The show” , pero “Freaks” no, aunque las imágenes de algunos de sus personajes todos las hemos visto alguna vez. Nunca me propuse buscarla y la descubrí hace muy pocos días. Y también me sorprendió muchísimo, me parece alucinante y sin desperdicio alguno.

    Saludos, a ambos, y gracias!

    Me gusta

  4. Es difícil hablar de perfección en el cine, en especial si tenemos en cuenta los adelantos actuales, pero esta cinta la roza muy, muy de cerca. Inolvidable, tierna y cruel a la vez… una joya del Cine de cualquier género.

    On-line… estupenda idea^^.

    Salu2

    Me gusta

  5. Obra lúcida que se adelanta al tiempo´, y si no, a los hechos me remito. ¿Hay otra sociedad (yo diría Su-ciedad) más despreciable, prejuiciosa, adoradora de falsas bellezas, demonizadora de lo diferente que ésta en la que malvivimos?

    La peli se habrá rodado en los 30, pero habla como ninguna otra de miserias muy actuales. Es el ser occidental de hoy en día lo que en ella se refleja, nosotros mismos, hoy.

    Gracias por recordármela.

    Un saludo.

    Me gusta

  6. Hola babel! Gracias por la referencia. También te comento que este filme ha despertado alguna que otra “leyends” por llamarla así. Una de ellas es que en la escena del castigo final a la malvada pareja, el novio de Cleopatra tambíen queda convertido en Fenómeno por los freaks, y aparece castrado y cantando con voz de niño en el mismo pabellón de cleopatra. No puedo asegurar si así fue o hay otro final alterno. Pero es un tema comentado en muchos blogs donde se habla de este gran filme para la posteridad. Cuando el cine era compromiso y no entretenimiento.
    Por cierto, el Freak “Schlitze” era originario de Yucatán México, Justamente la provincia desde donde te saludo y contradictoriamente, tierra famosa porque aquí la gente tiene la cabeza muy grande.
    Te mando un abrazo y un saludo cordial.

    Me gusta

  7. Una gran pelicula que la vi cuando era un crío y me deje realmente impactado!! Ya es un mitico film de culto y de esos que se te quedan grabado en la retina. Las llamadas obras sempiternas. Un abrazo grande!

    Ariel.

    Me gusta

  8. Pues no sabes lo que te envidio, ya me gustaría ver “Freaks” por primera vez. Me acuerdo que me impresionó y pensé lo adelantado que estaba el señor Browning en 1932.
    Este director es uno de los hitos de la historia del cine y deberían situarlo junto a los más grandes.
    Sus películas mudas (y hoy se puede apreciar) se salen de la media de lo que se estaba haciendo por esos años. “Garra humanas”, por ejemplo, me parece una obra maestra.
    Saludos!

    Me gusta

  9. Anda! Pues parece que la única que no la había visto era yo, je, je. La verdad es que la cinta es excelente e inolvidable, y la he disfrutado.

    Garras humanas, como bien dices, Ethan, es excelente. The Show (El palacio de la maravillas) y su versión de Drácula también me parecen impresindibles.

    Saludos y gracias a todos por vuestros comentarios 😉

    Pd: Antonio, te mando la contestación en tu blog. Saludos!

    Me gusta

  10. Hola Babel! Precisamente ayer estuve en una fiesta que habían anunciado adaptando los nombres del cartel de “Freaks”; o hay un bar cerca de mi casa que se llama “La parada de los monstruos”, así que esta película realmente ha salido de su lata y ha hecho mella. Y no es para menos. Por cierto, me ha llamado mucho la atención que algunos de ellos acabasen odiando la película..: no sé por qué.. Marlene Dietrich hubiera sido estupenda para el papel de ella, incluso habría cuadrado en su carrera, aunque probablemente `por pudoer o consejos d esus reprmnetanate n lo hibiwera aceptado.

    La verdad es que si es de una modenridad asboluta es, sobre todo, por el tratamiento y la desnudez del tema que aun ahora o todavía más sigue causando verdadero terror: el miedo al otro, a lo extraño, a la cercanía de los cuerpos.. síntomas de la sociedad contemporánea que hace que esta peli sea aun más violenta que “Crash” de Cronenberg, aun más insoportable.
    Besos
    *a ver si la veo (yo tmb) de nuevo.
    ** y gracias por ofrecernos este mterial

    Me gusta

  11. He dejado pasar demasiado tiempo sin poder ver esta película.
    Más aún, si considero las innumerables refereencias a ella que he léido en distintos blogs.
    Muy buen comentario el que has hecho del film. Ha sido el empujón que faltaba para decidirme a verla.
    Saludos,

    Me gusta

  12. Otro casi Tod, Todd Solondz, es el único cineasta moderno que veo capaz de hacer una película parecida a “Freaks”. Lo políticamente correcto desbarataría cualquier intento de utilizar actores reales. Actores digitales, los que quieras.
    Curiosamente está película la “vi” en cómic antes de verla en una pantalla. Fue en un “El víbora”, como no y luego resultó ser clavado a la película.
    Saludos.

    Me gusta

Aquí puedes dejar tus comentarios y aportaciones... Siempre serán bienvenidos nuevos puntos de vista.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s