Caótica Ana

La nueva propuesta de Julio Medem es una obra abstracta, con gran calidad de imagen y fotografía, y tal como reza su título, caótica. El film está estructurado en 10 capítulos que avanzan de atrás hacia delante para contar la historia de una mujer, Ana, que vive en Ibiza con su padre en una cueva y que se traslada a Madrid cuando la descubre una mecenas a un piso compartido, una especie de comuna de artistas.
A partir de aquí, Menem sumerge al espactador en un puzle onírico sobre la vida y la muerte, con imágenes impactantes y técnicamente asombrosas.
Pero la historia cojea, y cojea mucho.. El personaje de Ana, cuya interpretación no deja de ser bastante regular, es a la vez soso y descafeinado. Cierto que la narrativa del director siempre se han caracterizado por su resolución visual y el impacto de las imágenes, pero “Caótica Ana” muere aplastada por ellas, por su exceso, por su retórica búsqueda de esnobismo. Lo que fuera ya pecado en “Lucia y el sexo” ha llegado a la vacuidad en esta película, y su lenguaje poético queda lejos de sus trabajos anteriores. En la primera parte de la película, la protagonista de toque naif y encantadora sonrisa puede llegar a resultar, pero a medida que avanza, se pierde en una história hipnótica absurda, falta de sentido y poco creíble en cuanto a sus vivencias y motivaciones, porque las escenas carecen de fuerza, de expresividad, haciendo que pasen los minutos mientras nada pasa. Los personajes que la acompañan adolecen tambien de carisma y no resultan creíbles. El hipnotizador es una muestra clara de cómo no se debe interpretar un papel, y Bebe resulta cansina con su eterno discurso exasperante y facilón. Da la sensación que Medem tuvo una idea buena, pero que no ha sabido llevarla a puerto porque no engancha al espectador en ningún momento. La historia de Ana y Said, que pordía haber sido el plato fuerte, también se desvanece a lo largo de la película. Y el final, de bastante mal gusto, en el que se supone nos desvelará el auténtico sentido del film, cae en la crítica simplona introduciendo el tema de la guerra de Irak que no viene a cuento y que consigue se entienda aún menos lo que durante casi dos horas se ha visto. Una cagada de final, nunca mejor dicho..
Una lástima, porque mira que me gusta el cine de Medem.. En fin, esperaremos que sea un “caótico” lapsus y a ver qué nos ofrece en el futuro, confiando en que la magia a la que nos tiene acostumbrados no se haya del todo perdido.
Anuncios

Aquí puedes dejar tus comentarios y aportaciones... Siempre serán bienvenidos nuevos puntos de vista.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s