Dans ma peau (En mi piel) Marina de Van – 2002

Película de arte y ensayo, opera prima de Marina de Van, se presentó en  Francia en 2002, aunque nunca fue estrenada en España. Película de terror, escrita, dirigida e interpretada por la propia directora,  que también es bailarina y actriz, introducida en la vida cultural parisina de la mano de François Ozon, con quien ha trabajado en varias ocasiones como  en Sitcom (interpretando a la criada sadomasoquista) o Bajo la arena.

Dans ma peau explora la obsesión de una mujer por su cuerpo, malherido accidentalmente durante el transcurso de una fiesta. A partir de ese momento, Esther descubre el placer de experimentar con el dolor hasta la obsesión que la empuja a auto-mutilarse y practicar el canibalismo consigo misma. Película de discurso muy radical, no apta para estómagos sensibles, aunque hay que decir en su favor que resultan mucho más pavorosos los momentos en los que se intuye la crueldad de la escena que aquellos puramente explícitos, que por contra no son excesivos dentro lo que hubiese sido habitual en un film de estas características. Más allá de la conducta  enfermiza de una mujer, puede leerse como una metáfora sobre la imposibilidad de hacer frente a las exigencias de la sociedad moderna, al vacío interior de una protagonista que parece vivir con el piloto automático puesto, cuya existencia está delimitada por la falsedad y la competitividad, los celos y las traiciones, mientras su perspectiva personal se reduce a una cara hipoteca compartida con su pareja en un barrio de lujo parisino.

No es una película fácil, no solo por el macabro discurso sino por la asombrosa complejidad de su personaje principal, inquietante e intrigante. La película explora las profundidades de la mente humana a través de los ojos y las acciones de la protagonista. No hay asesinos, psicópatas ni elementos típicos del cine de terror. Hay una mujer normal y corriente que en un momento determinado se fascina con su propia carne, con su sangre, con su piel. Consciente del problema no puede sin embargo evitar masacrarse con ansia, casi con pasión, en una especie de anti-terror, donde la violencia y el daño es auto-infringido y se limita exclusivamente a una sola persona.

Película de factura técnica más que interesante en la que el sentido de la estética juega el rol principal, pero también muy violenta, con la inclusión de alguna performance  en los momentos más bizarros que puede resultar para muchos desagradable. Se explora la insatisfacción con la imagen personal hasta el hallazgo de una decadente delicia con su destrucción, a través de ataques (inexplicables) al bajel humano, a su propio cuerpo. Esther es el elemento y tema principal, todo cuanto hay alrededor queda soslayado por su insana obsesión. Este centrismo obliga al espectador a vivir durante 90 minutos en ella y a observar su progresivo delirio desde esta egocéntrica perspectiva, utilizando cámara subjetiva en numerosos momentos y recreando la evolución de la locura con el claro objetivo de que el espectador se vea abocado a experimentar sus actos en primera persona.

Un concurso de resistencia impactante,  aunque hay que agradecer la falta se sensacionalismo en los momentos más espeluznantes, donde la directora abandona el espectáculo directo y se centra en la cara de la protagonista para transmitir todo el horror de los momentos mórbidos, que repercute en que la sensación de claustrofobia aumente considerablemente. Esther utiliza la mutilación para escapar o trascender de la banalidad y la presión cada vez mayor de su mundo real, se arrastra dentro de sí misma y progresivamente se separa de cuanto tiene a su alrededor. Sus estigmas, físicos pero también emocionales, se exteriorizan de manera brutal hasta que encuentra el verdadero placer en no sentir nada destruyéndose a sí misma. No hay conclusión real, cada cual interpretará la escena final, inquietante y elegíaca, a su manera.

Una película difícil, para la que hay que prepararse antes de verla, en la que la sangre y lo desagradable no restan créditos a lo emocional ni impiden que funcione como trabajo artístico,  dentro de la nueva ola de cine de terror francés que viene ofreciendo en lo que va de década trabajos realmente interesantes.

Anuncios

15 thoughts on “Dans ma peau (En mi piel) Marina de Van – 2002

  1. hola!!! ésta es una de esas películas que supongo que no hay que dejar pasar, al menos como “poco culpable” de la a veces insulsa y poco “activista” y transgresora q es la cartelera. no sé por qué me ha venido a la cabeza “Repulsión” de Polanski, no sé si tendrá mucho que ver,no sé, sobre cómo recrear lo macabro desde el misterio; o esas extrañas relaciones con el cuerpo.
    Pues me gustaría verla, poder tener debatillo después (de hecho,me suena cuando ella la `presentó.era todo muy prometedor
    *Por cierto, no era tmb la época de “Ireversible” y de otra muy explícita sexualmente hablando..? se nos desmelenaron los franceses o qué..? jeje.
    por cierto, has visto “L´intrus” de Claire Denis..? mejor dicho: “Trouble every day”tmb suya? podría tener que ver. la voraciad del discurso, el canibalismo y la mutilación como temas no gratos, eincluso el hecho de ser mujeres (Denis siempre al otro lado de la cámara, sólo)
    (ahora a ver dónde la encuentro; o.. es que la han estrenado en las salas?)
    chao. bss

    Me gusta

  2. Lapor, si googleas un rato la encuentras seguro, pero si necesitas ayuda, silba y te mando un mail. Sobre Claire Denis, nada que ver con “Trouble Every Day” (por cierto, vaya tela con la traducción del título por estos lares… “sangre canibal”), a Marina de Van aún le falta para acercarse a la épica poética de este referente, me parece a mi. “Dans ma peau” es menos expositiva, entra más en materia, más “película”, en el sentido de ir más “al grano”, aunque el componente artístico asoma desde el principio, a costa de algún que otro recurso: iluminación, un único personaje (no hay más trama, el resto tratados de manera bastante superficial) y los escasos diálogos un tanto simples (si bajas los subtítulos lo comprobarás). Claro, todo esto si la comparas nada menos que con Denis, porque también está a años luz (por lo positivo) de mucho cine de terror que se vende por ahí.

    Interesante referente el de Polanski… me lo pienso.
    Besos.

    Me gusta

  3. Tu crónica está llena de avisos, lo que produce un parón a las ganas de verla: a mi me dan mucha “dentera” ciertas cosas y, por ejemplo, “Crash” de Cronenberg no me gustó a la vez que no pude con el original de Ballard. Y la clasificas en cine de terror mezclado con arte y ensayo a la vez que “Repulsión” decís que puede ser un referente. Pues esa de Polanski es una de mis favoritos. Ver o no ver, that’s the question.
    Saludos.

    Me gusta

  4. Licantropunk, la película es muy artística, pero quería dejar claro qué se va a ver. La referencia de Polanski la introdujo Lapor: yo, todavía me lo estoy pensando…

    Bargalloneta, entra dentro del mismo género, en el que hay films mucho mejores: Claire Denis, o la que mencionas de Haneke. Esta es menos conocida, pero también tiene sus méritos, de ahí la reseña. Personalmente, “La Pianista” me gusta mucho, pero claro, es cuestión de opiniones.

    Saludos.

    Me gusta

  5. Película rara, creo que me gustaría. Las películas morbosas tienen un puntito muy interesante. A todos nos ha salido un grano alguna vez y no hemos dejado de explotárnoslo cientos de veces hasta crear un cerco rojo horroroso. Pues eso.

    Me gusta

  6. Realmente se saco el sombrero ante tu gusto por el cine al límite. Nunca diría que se puede hacer un argumento a partir de una premisa tan salvaje. Creía que estaba lejos de los puertos cinematográficos habituales, pero veo que hay exploradoras como tu que abren caminos muy por delante….

    Nos leemos!!!!!

    Me gusta

  7. Interesante película esta que comentas. He visto algunas buenas películas de horror francés, pero esta no la conocía.
    La agrego prontamente a mi lista corta de cine por ver.
    Gracias por la recomendación.
    Saludos

    Me gusta

  8. Jorge, no esperaba menos, ja, ja!

    Deme, ay! Lo de los granos petados me da un repelús…

    Sesión, gracias por tu comentario, tomo tus palabras como un halago. Ahí tratamos de estar.

    Nelson, un campo para explorar el del terror francés más reciente. Pero con películas muy desiguales entre ellas, también.

    Saludos a todos.

    Me gusta

  9. Hola, acabo justo en este momento de ver en el cine Black Swan y de regreso a casa venia pensando en esta película de Marina de Van que hace mucho vi pero no recordaba el nombre. Y buscando en google llegué a tu blog.

    Black Swan me parece buena pero no al grado del que tanto se habla de ella. Es una mezcla de La pianista y En mi piel. Y quizá de otras que no conozco, como las que mencionan aquí, pero las buscaré para formarme mi opinión al respecto. Si hay alguna otra del mismo tema te agradecería que me las recomendaras para buscarlas.

    y ya que ando por aquí exploraré un poco tu sitio, que veo que es de cine 🙂

    Saludos!!

    Me gusta

  10. Olivia, bienvenida al blog y espero seguir contando con tu visita. No he visto todavía “Black Swan”, pero si hay alguna referencia a Marina De Van, tendré que hacerlo pronto. Sucede que Aronofsky me ha ido decepcionando un poco, pero aún con todo me gusta lo que hace.

    Saludos.

    Me gusta

Aquí puedes dejar tus comentarios y aportaciones... Siempre serán bienvenidos nuevos puntos de vista.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s