Valor de ley (Joel y Ethan Coen)

A los Coen no les gusta nada que se hable de su última película como un remake de la que rodara Henry Hathaway con el mismo título. Pero aunque no sea un remake en el sentido del término, porque se trate de volver a rodar sobre la novela de Charles Portis, Valor de ley demuestra que todavía hay lugar para la originalidad en las segundas partes. En los últimos años ha habido un movimiento en Hollywood de reutilización de éxitos, bien sea del cine clásico o procedentes de otros países, orlados con los elementos que proporcionan las nuevas tecnologías, que auguraban el esperado taquillazo con un resultado, en términos generales, entre la mediocridad y el desastre absoluto.

La excepción que vendría a confirmar la regla la ponen algunos cineastas veteranos, como en este caso los hermanos Coen, demostrando que un remake bien hecho puede ser tan eficaz como el propio original. Valor de ley fue rodada en 1969 y la protagonizó el icono del western por excelencia en aquel entonces, John Wayne, lo que era sin duda todo un reto para los Coen. Se han atrevido, además, con un western y lo han hecho al más puro estilo clásico, en un género que daba sus últimos coletazos de dignidad a finales de los 50 para perderse por los derroteros del spaguetti western que derrocharía decenas de bodrios, con las consabidas excepciones, la respetable trilogía de Sergio Leone, Don Siegel o un poco más modernos Clint Eastwod en Sin perdón (1992) y Ang Lee (Brokeback Mountain, 2005), islas dentro de un género que, a pesar de todo, sigue influenciando a muchos directores contemporáneos.

Tras No es país para viejos (2007), que contenía muchos elementos del western, los Coen apuestan por un rodaje clasicista, un arriesgadísimo reto en los tiempos que corren, tiempos presos de la narrativa rápida y el bombardeo visual que ofertan las nuevas tecnologías. El rodaje en espacios naturales abiertos, los travelling largos y sostenidos, la ausencia de planos fragmentados (recurso del que abusan demasiados directores a falta de lucidez narrativa) o el uso de la grúa para seguir a personajes que hacen de verdad aquello que vemos (encender fuego en medio de la noche, cruzar un rio a caballo o bajar una cuesta al galope) son algunos de los  estimables recursos de los que se valen en este trabajo de orfebrería puramente clásica de resultados más que aceptables. La belleza de Valor de Ley reside en la simplicidad de sus actos: Matt Damon, Jeff Bridges, y Hailee Steinfeld siguen la pista Josh Brolin. Eso es todo. Hay un conflicto y hay una resolución. Las convincentes interpretaciones, una excelente fotografía y el diálogo son el medio.

Por lo demás, Valor de ley es tan hermanos Coen como Fargo o El gran Lebowski. Si Fargo capturaba la atmósfera desoladora de la tundra helada con espectaculares tomas naturales cubiertas de nieve, Valor de ley es igualmente eficaz sobre las extensas llanuras donde los personajes se localizan en una aparentemente interminable cantidad de tierra. Y las líneas maestras para reunir en diálogos humor y dramatismo sin traicionar los códigos del género las daba El gran Lebowski y se repiten en Valor de Ley. Un recurso que los Coen llevan a sus guiones de modo magistral y cuyo antecesor no es sino el gran maestro Howard Hawks, auténtico malabarista a la hora de combinar ironía con tragedia: dan buena cuenta de ello sus obras maestras Rio Bravo (1959) que prologaría su secuela El Dorado siete años después.

Remake o no, Valor de ley tiene el mérito añadido de superar a su predecesora, y pocas son las segundas versiones que puedan atribuirse esta virtud. Los Coen han logrado una adaptación fría y afilada pero, fiel a su estilo, pletórica en sentido del humor, para una historia que Hathaway llevó de la mano de la Paramount hacia el final de su carrera por terrenos visiblemente más edulcorados. Del sheriff que interpretara John Wayne es su día poco queda en su doble Jeff Bridges, porque el implacable y duro defensor de la ley es ahora, quizás mas fiel a la novela,  un caza-recompensas rudo y borracho que elimina cualquier vestigio moralista patente en la versión anterior. Y la adolescente dulzona que marca las pautas a seguir en un violento mundo de hombres se transforma en una jovencita inteligente y testaruda, ávida de venganza, cuya experiencia marcará y condicionará su existencia futura y que, a pesar de sus 14 años (no tienen edad de tomar café, como dice en un momento de la película), no se ve condicionada para empuñar un arma capaz de quitar la vida en cualquier momento.

Desconocemos qué opinaría Wayne si levantara la cabeza, pero es indudable que los Coen han logrado un excelente film de género sin abandonar las pautas clásicas ni su sello personal. Todo un respiro para los incondicionales seguidores de su carrera, que francamente hemos abordado sus últimos años con serias reservas.

Anuncios

15 thoughts on “Valor de ley (Joel y Ethan Coen)

  1. Sin duda, vuelvo a estar de acuerdo contigo, quizás no este tan entusiasmada pero reconozco que es un film clásico ,como los de antes!! y los Coen impregnan su estilo en cada secuencia!
    petons

    Me gusta

  2. Uff no me cuadra nada El Gran Lewobsky con un western. Miedo me da. Y encima haciendo un remake de mi querida “Valor de ley”. Me temo que la tengo enfilada.

    Me gusta

  3. Es curioso: contrario a la opinión generalizada, el cine de los Hermanos Coen nunca ha sido de mis mayores favoritos ni el western el género de mis amores, no obstante esto, este True Grit me gustó más de lo que habría pensado. Sin matarme de emoción, pero me gustó, en especial por el personaje de la niña.

    Un beso

    Me gusta

  4. Barga, es que fui al cine sin esperar ya mucho y encontré una de los Coen en su línea de antes de Clooney!

    Ethan, yo trataría de verla sin compararla con la de Hataway. Es otra adaptación de la historia, quizás más fiel al libro. Aunque está hecha con parámetros de cine clásico, claro.

    Marichuy, la niña está nominada a los Oscar como actriz de reparto (¡!) Y es el eje conductor, junto a Bidges…

    JTS, gracias por tu visita! Ya leí vuestra crítica

    Me gusta

  5. hola!!!! Bueno el reto está ahí desde luego, lo que creo es que el western es u o de los géneros más herméticos y que más elementos lleva implícito a su género, recopilarlos no debe ser difícil, sí imprimir carácter y conseguir que un Bridges esté a la altura del gran John Wayne, el que fue la puerta de acceso para muchos, al menos para mí- para el western. Como no la ha visto no puedo aun juzgar cómo lo han resuelto (me alegro si bien) o a cuál se me parece más, pero la idea de la adaptación contemporánea se me hace mu interesante recomendarte un corto patrio llamado “Limoncello”, de 3 caps./directores que va un poco en esa línea, incluso me ha venido a la cabeza, no sé bien por qué, “Japón” de Reygadas.. ser clásico es un recurso, una actitud aunque no sé si me queda claro que hacer algo como cuando fue escrito tiene sentido o cineasta lo tiene siempre que transformar.. bss

    Me gusta

  6. Lapor, a mi el wester como género no me mata, salvo algunos cineastas (Pekinpah, “Grupo salvaje” el que más, alguno de Ford y los nombrados) que tienen una narrativa que combina lirismo y la violencia propia de este tipo de puesta en escena como pocos. El mérito de los Coen es, respetando las reglas de juego, haber sabido imprimir su estilo tan peculiar de ese cine que ya no hacen últimamente, o lo hacen ya muy de vez en cuando.
    ¿Japón? No se me había ocurrido. Trataré de buscar “Limoncello”, grcias por la recomendación, besos!

    Me gusta

  7. Buena pregunta. ¿Qué pensaría John Wayne? No creo que se pueda quejar del resultado. Otra cosa sería si viera a un demócrata de raza negra en la Casa Blanca. Igual eso no le gustaba tanto, ja, ja.
    Ante todo: John Wayne era un gran actor, que es lo que realmente importa.
    Saludos.

    Me gusta

  8. Cómo me alegro que coincidamos en lo fundamental de esta película: buen western, buen filme de los Coen… Buen Cine.

    Me gustó mucho cómo han adaptado (renunciado casi diría yo) a sus tics narrativos para ajustarse al testo literario.

    Ya sólo fastas tú lapor!!!!!

    Besitos mil!!!!

    Me gusta

  9. Hola, BABEL. Hacemos una lectura similar de la película, pero no igual. Para mí es un western de verdad, un clásico, vaya. Yo no he visto o no recuerdo la de John Wayne, por lo tanto no puedo compararlas. Está muy bien hecha y bien interpretada, pero a mí me costó reconocer las manos de los Coen. Los sigo desde que estrenaron ‘Blood simple’ y ésta no me pareció de su ‘factoría’. Quizás me esperaba más, pero es verdad que han recuperado el pulso del buen cine. No sé si discrepamos con ‘Un tipo serio’, pero a mí me gustó bastante. Tenía más de lo que parecía después de verla. Por cierto, tengo una salida pendiente a Valencia.

    Me gusta

  10. No la he visto todavía,pero como fiel seguidora de los Coen,la veré.Me gustaron especialmente por “Fargo” y “El gran Lebowsky” y aunque el wenster no sea santo de mi devoción,sólo por venir de ellos,y estar interpretada por Jeff Bridges me basta para darle una oportunidad.
    saludos!

    Me gusta

  11. Licantropunk, a mi la verdad John Wayne me dice más bien poco y el wester, en líneas generales, como género cinematográfico, tres cuartos de lo mismo. Este me ha gustado mucho, como unos cuantos más. Y pare usted de contar. Mejor preguntarse qué pensaría de su remake que cuál sería su opinión sobre Libia o Irak, uff!!

    Sesión, como yo lo veo, no han renunciado tanto. Hay mucho de la ironía habitual y de la cadencia de Fargo también. Han sabido adaptar su estilo propio a un género, y le han impreso su sello a todas luces.

    Jordi, lo dicho contestando a Sesión: sí veo una línea de continuidad narrativa, muy en su estilo pero adaptada a lo que están contando en la película. Respecto a “Un tipo serio”, ya la reseñé y no, no me gustó demasiado, de las que menos de los Coen.
    Por cierto, yo también tengo pendiente una escapada a Barna, todavía sin fecha…

    Troyana, esto que escribes en tu comentario es exactamente lo que pensé antes de decidirme a ir a verla. Pendiente quedo de tu reseña, cuando la veas.

    Saludos!

    Me gusta

  12. Desarmada me quedo ante semejante despliegue de consideraciones respecto al western como tal. Es un género que me cuesta y bastante, pero en este caso imagino que haré el esfuerzo e iré a verla, por ser ellos quienes son y porque casi nunca me defraudan.

    Recuerdo tu reseña de ‘Un tipo serio’ y también que no coincidía en absoluto contigo: yo la reí y la disfruté como hacía tiempo que no reía y disfrutaba una película y eso siempre se agradece. “Veremos a ver” qué tal esta…

    Un saludo.

    Me gusta

  13. María, es que en los 90 pusieron el listón muy alto y claro, siempre esperamos que la siguiente sea mejor. Esta no se parece nada a “un tipo serio” y tiene más de su anterior línea. A ver qué te parece, cuando la veas…

    Me gusta

  14. Una pelicula que ford y gente parecida, aplaudiria desde su tumba. Aunque particularmente pienso que si sigue las normas del genero y se aleja un poco del estilo de estos hermanos geniales. Saludos y me esta empezando a gustar este sitio

    Me gusta

Aquí puedes dejar tus comentarios y aportaciones... Siempre serán bienvenidos nuevos puntos de vista.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s